Asambleas de Santa Fe criticaron las Buenas Prácticas Agrícolas

Asambleas de Santa Fe criticaron las Buenas Prácticas Agrícolas

Tal como sucedió en Córdoba, el Gobierno santafesino avanza en la implementación de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en la provincia. Por esta razón, asambleas ambientales se pronunciaron en contra.

Mediante un comunicado, la Multisectorial Paren de Fumigarnos, de Santa Fe, señalaron que las BPA es como “maquillar un genocidio”.

“Las buenas prácticas agrícolas son un intento a algo parecido a humanizar la guerra a través de pactos internacionales, que de paso nadie cumple. En la guerra las armas matan, en este modelo los tóxicos intoxican y a la larga matan. No se debe humanizar la guerra: no debe haber guerra. No debe haber un modelo que envenena, debe haber uno que respete la vida”, indicaron.

Te puede interesar: La Federación Argentina de Medicina General dice no a los agrotóxicos.

Según argumentaron, los 39 campamentos sanitarios implementados por la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR informan el permanentemente del crecimiento de las enfermedades en pueblos de 4 provincias, que duplican o triplican los índices medios nacionales, y que solo tienen en común el modelo agroindustrial y las fumigaciones con agrotóxicos.

Esta problemática se debe a los químicos utilizados en estas prácticas agrícolas industriales. Principalmente, por el uso desmedido de glifosato que es categorizado por la OMS como probable cancerígeno, además de ser teratogénicos y disruptor del sistema endócrino.

Por otro lado, critican al modelo transgénico por destuir la diversidad productiva y el monte nativo, debido a su constante monocultivo.

“No hay forma de evitar los efectos de este modelo. Solo cambiarlo por otro que sea amigable con la naturaleza y con la vida. Las Buenas Prácticas Agropecuarias o Agrícolas no son una respuesta a todas las agresiones de este modelo. Son solo una estrategia de las corporaciones agroindustriales con la complicidad de los gobiernos, para lograr consenso social, confundir a la población y seguir ganando dinero para un sector concentrado del capital agroindustrial, financiero y especulador, en detrimento de la salud y el bienestar de un pueblo”, concluyen desde la Multisectorial.

Por Cristian Dominguez