Accesibilidad en espacios públicos como forma de inclusión

Desde el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) se elaboró un informe con pautas para garantizar la accesibilidad en espacios públicos como plazas y parques.

Fuente: INADI

A partir de las denuncias recibidas, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) afirma que “las plazas, parques y la vía pública son los principales ámbitos en donde se discrimina a las personas con discapacidad”. Es por esto que elaboraron un informe con recomendaciones pertinentes para estos espacios.

Entre 2008 y 2019, las denuncias por discriminación a personas con discapacidad han representado el 20,2% de las recibidas por INADI.

Teniendo en cuenta que la vía pública es el ámbito más usual de discriminación, este organismo elaboró un informe sobre el derecho a la accesibilidad en el espacio público o de uso público, destacando pautas a tener en cuenta en el diseño de accesibilidad en plazas y parques, a fin de prevenir y evitar prácticas discriminatorias.

Particularmente en las plazas y parques, el diseño de los juegos, los servicios, los espacios verdes y los senderos no suele ser accesible o inclusivo respecto a las personas con discapacidad. Desde 2008, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad habla sobre este tema.

En su artículo 9, la normativa expresa que “para que las personas con discapacidad puedan vivir en forma independiente y participar plenamente en todos los aspectos de la vida, los Estados partes deben adoptar medidas pertinentes para asegurar el acceso de las personas con discapacidad, en igualdad de condiciones con las demás, al entorno físico, el transporte, la información y las comunicaciones”.

Te puede interesar: “Las trabajadoras del Polo siguen en situación crítica”

En búsqueda de un diseño universal

En plazas y parques de nuestro país, puede ver cómo el diseño falla en contra de las personas con discapacidad. Falta de rampas, juegos infantiles sin lugar para sillas de ruedas, falta de cartelería en sistema braile, y la lista continua mucho más.

Para erradicar esta problemática, se debe acudir a una forma de diseño que contemple todas las diversidades corporales y funcionales: el diseño universal. El mismo, según explica INADI en su informe pertinente, “contempla poder llegar, usar y transitar los servicios, objetos y entornos
en todas las etapas de la vida, teniendo en cuenta a personas con discapacidad, adultas/os mayores, familias con cochecitos de niños/as”.

Como toda persona, alguien con discapacidad se constituye como un sujeto de derecho. En este sentido, se rechaza la iniciativa de diferenciar zonas en las plazas y parques, para abandonar así el sesgo patologizante de la discapacidad. A través de la Norma IRAM 111117:2020, se aportan criterios generales de diseño, zonificación y equipamiento para conseguir plazas y espacios de recreación inclusivas.

Algunas pautas propuestas por INADI

• En los accesos a la plaza debe haber carteles informativos con la función
de orientar y guiar a la persona o niños sobre la ruta de los juegos, lugares
de descanso, kioscos, sanitarios, bebedores emergencias, etc. Estos
carteles informativos deben estar en formato visible, ser de fácil lectura
y comprensión. Y poseer código QR y braille en todas las áreas y servicios
accesibles/disponibles. Además, debe haber un plano háptico, en el cual se informe acerca del mobiliario y sus características, y
su localización en el entorno.

• Para garantizar la circulación, la plaza o parque deben contar con rampas,
en vez de escaleras. En los lugares con arena debe haber circuitos con
pisos de materiales antideslizantes que permitan el acceso de las sillas de
ruedas. El camino debe estar revestido de pisospodotáctiles cuya superficie
texturizada se percibe en los pies al caminar.

• Para facilitar el acceso a los espacios de plazas y parques, deben
contemplarse los permisos y habilitaciones para poder circular con los
perros guía.
• Se debe implementar y respetar que todo lo que es sonoro para la
discapacidad visual deba ser visual para la discapacidad auditiva. Por eso
la señalética tienen que ser visual y sonora en todas las rutas de accesos y
de emergencias.

• Los juegos infantiles deben ser inclusivos para todas las infancias. Se
deben contemplar áreas de juegos temáticos, sonoros, táctiles, olfativos,
educativos y participativos. Los suelos recomendados por su accesibilidad
y seguridad son los engomados y de colores claros que no transmiten el
calor en verano, facilitan el recorrido de la silla de ruedas y proporcionan
seguridad ante caídas y golpes

Compartí la nota