A 5 años del Acuerdo de París, la crisis climática se acentúa

En 2015, 196 países ratificaron el Acuerdo de París para mitigar el ascenso de la temperatura global. 5 años después, los efectos del cambio climático se han intensificado.

Desde hace 5 años, 196 países asumieron el compromiso que plantea el Acuerdo de París. el mismo consiste en mantener por debajo de 2°C el incremento de la temperatura global del planeta y hacer esfuerzos para limitarlo a 1,5°C. Desafortunadamente, desde 2015 hasta hoy, la crisis climática se acentuó y la temperatura global se ha incrementado.

Los últimos cinco años han sido los más cálidos de la historia. Según la Organización Metereológica Mundial, la temperatura media mundial ha aumentado 1,1 ºC desde la era preindustrial y 0,2 ºC con respecto al período 2011-2015. Incluso, 2016 y 2019 han sido los años más cálidos de la historia.

Como principal consecuencia del calentamiento global, tenemos el derretimiento de los polos. Esto se debe a que la temperatura del mar también asciende, provocando el derretimiento de los hielos árticos y antárticos. El ritmo del deshielo se acelera año tras año. De esta manera, el continente ha pasado de perder 76.000 millones de toneladas anuales hasta el 2012, a perder 219.000 millones cada año, durante los seis años siguientes.

Otra consecuencia del aumento de las temperaturas es la dilatación térmica. Este es el proceso por el cual el agua, al calentarse, se dilata y por ende el océano ocupa más espacio. Así, el aumento del nivel del mar durante los últimos 5 años fue de 5 milímetros anuales, contra 4 anuales durante el períodos 2007-2016.

Te puede interesar: “76 años de derechos laborales en el campo”

Conservación y peligro del Perito Moreno

Los desastres naturales como otra consecuencia

Probablemente lo que más notemos en cuanto a cambio climático son las catástrofes naturales que nos rodean, las cuales son cada vez más habituales. Entre ellas tenemos a los incendios, los huracanes, las inundaciones y en cierta forma la actual pandemia.

Más aún, durante verano de 2017, la Antártida registró la menor superficie de hielo en la historia. Además, el 2018 fue el año de mayor calentamiento oceánico. En cuanto a catástrofes naturales, registramos al Huracán Harvey en 2017, uno de los más destructivos de la historia. En 2018, se registró el mayor número de ciclones en lo que va del siglo.

No hay que rendirse todavía, la posibilidad de revertir esta situación todavía existe y está en nuestras manos. Para tener la posibilidad de mantener el calentamiento a 1,5 °C a largo plazo, el mundo tendrá que reducir un 45% las emisiones de CO2 con respecto a 2010 antes de 2030, y alcanzar cero emisiones netas (neutralidad en carbono) en 2050.

El mundo cuenta con las herramientas, los profesionales y el dinero necesario para hacerlo. Restará tomar la decisión de destinar todos estos recursos para salvar

×