16 años de prisión para el policía que baleó a Lucas Cabello

El ex agente de la Metropolitana fue condenado por el delito de “tentativa de homicidio”, agravado por el uso de su arma reglamentaria en perjuicio de Lucas Cabello. El ataque a tiros ocurrió en La Boca en noviembre de 2015.

El 9 de noviembre de 2015, Lucas Cabello regresaba de la panadería cuando se cruzó al entonces policía de la Metropolitana Ricardo Ayala en la puerta del hotel familiar donde vivía y tuvieron una discusión que duró segundos.

El oficial le dijo “¿qué mirás?” y Cabello le respondió que vaya a custodiar un banco. Segundos después, Ayala le disparó tres veces según la imputación en su contra. Según atestiguó su expareja, que estaba presente aquel día, dos de esos disparos fueron cuando Cabello ya estaba en el suelo.

Lucas estuvo al borde de la muerte, sufrió heridas en el mentón, el abdomen y el bajo vientre pero pudo sobrevivir. Tras dos meses de lucha, quedó cuadriplejico. Hoy, con ayuda de rehabilitación logró que sea una hemiplejia, y cuenta que cada día puede “mover un poquito más el cuerpo“.

Te puede interesar: Comenzó el juicio por Lucas Cabello, el joven que sobrevivió al gatillo fácil.

En agosto comenzó el juicio en la sala de audiencias del Tribunal Oral Criminal Nº 1. Ayer, finalmente, se conoció la sentencia: 16 años de prisión para Ricardo Luis Gabriel Ayala, el ex agente de la Policía Metropolitana, responsable de “tentativa de homicidio” agravado por el uso de su arma reglamentaria, entregada por el gobierno porteño, y por su condición de miembro de una fuerza de seguridad.

Por el momento, Ayala no irá a prisión hasta que la sentencia esté firme. No obstante, el Tribunal Oral Criminal Nro. 1 recién dará a conocer los fundamentos en el próximo mes de febrero y como se presume que habrá una apelación por parte de la defensa, esto aplazará la determinación que la prisión se haga efectiva.

Ayala se retira de la sala de audiencias. Por ahora no irá a prisión.
Ricardo Luis Gabriel Ayala, el ex agente de la Policía Metropolitana que baleó a Lucas Cabello.

Por unanimidad, los jueces del tribunal determinaron: “El condenado debe presentarse ante el Tribunal dentro de los primeros 10 días de cada mes, abstenerse de salir del país y tiene prohibido portar armas y acercarse a menos de 500 metros de Lucas Cabello“. Además, agregaron: “en parte dispositiva de la sentencia, también se ordenó extraer testimonios y enviarlos a la Cámara Nacional en lo Criminal para que se sortee un juez a fin de investigar si durante la instrucción del sumario hubo incumplimiento de deberes o encubrimiento por parte de la entonces Policía Metropolitana y funcionarios del gobierno de la ciudad de Buenos Aires“.

“Se hizo justicia” se escuchó en la sala cuando leyeron el fallo, al mismo tiempo que familiares y amigos abrazaron a Lucas Cabello que, desde su silla de ruedas, celebró la decisión de los jueces.

Por Cristian Dominguez

×