Se cumplió la primera jornada de capacitación a la Policía sobre derecho a la información

Se cumplió la primera jornada de capacitación a la Policía sobre derecho a la información

Ayer se llevó a cabo el primer encuentro instrumentado por el Cispren, para la capacitación de personal policial en todo lo concerniente a la libertad de expresión y el derecho a la información. La disertación estuvo a cargo del asesor del Cispren, doctor Miguel Julio Rodríguez Villafañe.

En el Salón Auditorio de la Jefatura de la Policía de la Provincia de Córdoba, se llevó a cabo el acto en el que representantes del Cispren, Néstor Pérez (Secretario de Organización) y Miguel Apontes (Secretario Administrativo), participaron con autoridades policiales en esta iniciativa que promueve la capacitación del personal de seguridad sobre los derechos que tiene la prensa.

En una sala colmada de cuadros superiores de la fuerza policial, Rodríguez Villafañe se explayó ante los oficiales jefes sobre las distintas aristas del ejercicio de la profesión periodística, destacando la necesidad de comprender las funciones para las que están habilitados los y las comunicadoras, sus límites, responsabilidades y la necesidad de articular positivamente el accionar policial y el periodístico.

Uno de los temas que se trató fue el del Registro de Trabajadores de Prensa, algo sobre lo que el Cispren viene trabajando y que tiene por fin importar un relevamiento de quienes desde distintas plataformas y con las formas diversas del ejercicio, desarrollan actividades vinculadas a la profesión periodística en todo el ámbito de la Provincia.

Al final, se habló de confeccionar un protocolo en donde se puedan reflejar algunos límites de los y las periodistas en situaciones de crisis (delitos con rehenes, contaminación de escenarios de crímenes, violación de cercos perimetrales, muchas veces frecuente en tiempos de instantaneidad y búsqueda de la primicia).

Este primer paso dado por la Policía de la Provincia y el Cispren, representa un verdadero hito. Puede servir de ejemplo para otras organizaciones de la sociedad civil y su necesaria articulación con los poderes del Estado, haciendo salvedad de los intereses que se representan -en el caso del Cispren la defensa de sus afiliadas- pero siempre anteponiendo la idea de trabajar, desde el lugar que le compete a cada una, por una sociedad más justa y solidaria.