Naranjitas de Córdoba piden volver a trabajar

Desde el Movimiento Naranjitas de Trabajadorxs Naranjitxs en Córdoba (MTN), una cooperativa en proceso, pidieron volver a trabajar. Además, calificar su situación actual como “desesperante”.

Con más de 80 días de aislamiento y muchas actividades flexibilizadas, los cuidacoches o “naranjitas” aún no pueden retomar sus tareas. Desde el Movimiento de Trabajadorxs Naranjitxs en Córdoba (MTN) califican su situación como “desesperante” y piden volver a las calles.

“En los noticieros hablan comerciantes, peluqueros o empresarios y nosotros no salimos en ningún lado. Nadie habla de los naranjitas. La situación que estamos viviendo a partir de la cuarentena es desesperante”, explicó Natalia Carro a La Nueva Mañana. Ella forma parte del movimiento que lucha por retomar el trabajo en las calles.

La nuestra es una cooperativa que aún está en formación. Somos naranjitas que estamos en varios sectores de la ciudad como la zona de la Clínica Vélez Sarsfield, el Hospital Privado, Nueva Córdoba o barrio Güemes. No tenemos ayuda de nadie, y en estas semanas comenzamos a juntar recursos entre todos para abastecernos con mercadería, pero el panorama es muy triste”, lamentó Natalia.

Te puede interesar: “Exigen políticas estatales para mujeres en situación de violencia de género”

La irresponsabilidad periodística de criminalizar naranjitas
El Movimiento de Trabajadorxs Naranjitxs en Córdoba lleva más de dos meses sin poder trabajar.

Muchos de los trabajadores de este sector no fueron alcanzados por ninguno de los aportes estatales. Así, sin AUH o IFE, se encuentran viviendo el día a día y hasta quedaron en la calle tras haberlo perdido todo. El trabajo de los naranjitas se redujo al 100%, y algunos de los que intentaron retomarlo fueron detenidos. “No existe un permiso especial para cuidar autos, te llevan detenido”, lamenta Natalia.

Desde el movimiento aseguran que el panorama diario para ellos es complicado. Aunque se pongan de acuerdo para abastecerse de comida entre ellos, estar sin trabajar por casi 3 meses les afecta demasiado. Algunos miembros aseguran haberse quedado en sus casas por tener familiares de riesgo, además de que no están autorizados a trabajar.

A la vez, la actual situación de aislamiento demoró los trámites del movimiento para convertirse en cooperativa. La misma nuclea entre 80 y 100 trabajadores y sigue en trámite. Al encontrarse “fuera de un marco legal” se les dificulta pedir permisos especiales a la Municipalidad.

×