La Justicia niega el travesticidio de Diana Sacayán

A 5 años del asesinato de Diana Sacayán, la Justicia dictó cadena perpetua para su agresor, Gabriel Marino. Sin embargo, niegan que se tratase de un crimen de odio, lo cual marcó un retroceso en la causa.

Fuente: Agencia Andar

La causa de Diana Sacayán finalmente obtuvo sentencia después de 5 años. Desafortunadamente, el fallo que condenó a perpetua a Gabriel Marino trajo consigo un gran retroceso. Al comienzo de este caso (2018), la muerte de Diana fue caratulada como travesticidio, lo cual fue destacado por organizaciones internacionales. Sin embargo, en la sentencia se niega que no se trate de un crimen de odio.

El 18 de junio de 2018, el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 4 de Capital Federal condenó a Marino por violencia de género y odio a la identidad de Diana Sacayán. Por primera vez, la Justicia hizo uso de la figura de travesticidio: asesinato por odio a la identidad travesti. Así, la lucha encabezada por la Comisión Justicia por Diana Sacayán durante 3 años logró una conquista.

Desafortunadamente, dicha conquista se derrumbó esta semana, cuando la Cámara de Casación Penal ignoró la figura de travesticidio al condenar al agresor. Así, a una semana de que se cumplan 5 años del hecho (fue el 11/10/2015) se ignora el agravante de crimen de odio por identidad de género.

“El tribunal reconoció que entre los motivos del crimen está el odio a la identidad travesti de Diana Sacayán. Hasta ahora, y a pesar de los múltiples asesinatos de compañeras travestis y trans, nunca había sido reconocido como el motivo del crimen. Y eso es tremendo, porque 1 de cada 3 travesti muere asesinada antes de los 40 años”, dijo al medio Nodal Luciana Sánchez, abogada de la querella.

Además, agregó que “no reconocer que su identidad sea el motivo, es negar que la vida de la compañera tenga valor”.

Te puede interesar: “Reproducción asistida: 80% de la sociedad está a favor”

Empieza un juicio histórico por el travesticidio de Diana Sacayán - Agencia  Presentes
Fuente: Agencia Presentes

Una sentencia histórica y premiada que quedó sin efecto

Al conocerse la sentencia en 2018, la misma fue premia con el Mallete del Público de aquel año. Esta distinción fue por su impacto positivo sobre la igualdad de género en todo el mundo. El premio lo entrega anualmente la organización Women’s Link Worlwide, tanto a las mejores como a las peores sentencias en materia de género.

Así, el retroceso en la causa parte de los argumentos de la jueza Ivana Bloch, quien en 2018 voto en contra del histórico fallo. “No se cuenta en el caso con ningún dicho de la víctima que de forma previa haya dado cuenta de una expresión transfóbica por parte del imputado”, explicó Bloch hace dos años.

“Tampoco se cuenta en el momento del hecho con ninguna prueba acerca de que Marino se hubiera expresado con insultos o agresiones acerca de la condición de mujer travesti de Diana Sacayán”, agregó la jueza.

“El grado de violencia del ataque, ni el lugar en donde estaban emplazadas las lesiones, ni tampoco las expresiones pueden llevarnos a afirmar el elemento ‘odio a la identidad de género’”, sentenció Ivana Bloch.

Perpetua para el travesticida de Diana Sacayán - #ElNumeral
Diana Sacayán militando por los derechos LGTBIQ+

¿Qué le pasó a Diana Sacayán?

Diana tenía 39 años cuando la mataron, la edad promedio que se estima que vive una persona travesti-trans. Nació en Tucumán y durante más de dos décadas se dedicó a la lucha por los derechos LGTBIQ+. En 2012, fue premiada como Defensora del Pueblo. En 2014, fue electa secretaria mundial alterna trans de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA).

Su principal foco de militancia estaba puesto en los derechos laborales de las personas trans. Incluso fue la primera en acceder a un DNI con su nueva identidad de género. Desafortunadamente, fue asesinada el 11 de octubre de 2015 y hallada dos días después, en un departamento de Capital Federal.

Su cuerpo estaba atado de pies y manos, contaba con 27 lesiones de las cuales 13 eran producto de un ataque con cuchillo. A pesar de sus intentos de defensa, la autopsia reveló que estuvo indefensa al momento del ataque.

Más aún, “las ataduras oclusivas completas observadas en el orificio bucal y parcial de las fosas nasales habían podido obrar a modo de un mecanismo asfíctico por sofocación que podría haber contribuido en las causales del fallecimiento”, señaló el expediente.

Así, se detuvo a Gabriel Marino, quien había mantenido una breve relación con la víctima, 15 días antes del hecho. “Yo no tengo nada que ver, estoy escrachado por todos lados por asesinar a un puto”, dijo el agresor.