La comunidad kolla defiende sus tierras

La comunidad kolla defiende sus tierras

En Jujuy, el gobierno de Morales ha expropiado cerca de 1.200 hectáreas, propiedad de familias originarias. La comunidad kolla de La Quiaca denuncia amenazas y defiende sus tierras.

La comunidad kolla en La Quiaca se encuentra en riesgo de perder sus tierras ancestrales. Es por esto que denuncian amenazas y engaños por parte del gobierno de Jujuy, el cual ha expropiado cerca de 1.200 hectáreas de familias originarias.

El proyecto del gobernador jujeño Gerardo Morales para construir una zona franca se agravó en los últimos días. La semana pasada, se aprobó una ley que permite expropiar alrededor de 1.200 hectáreas donde viven familias originarias.

La comunidad de la Quiaca Vieja no sólo ha recibido órdenes de desalojo, las cuales no cumplen con las consultas exigidas por las leyes y convenios internacionales, sino también engaños y amenazas. A pesar de eso, se planea que las obras empiecen en los próximos días.

A pesar del rechazo, la construcción de la zona franca impulsada por Morales avanzó considerablemente en los últimos días. Al respecto, se firmaron leyes e incluso un convenio con el presidente Macri.

El gobierno busca instalar en La Quiaca la zona franca más grande de América Latina. Allí, según el código aduanero, no se pagan impuestos, por ende la intención es que se vendan allí una serie de productos a bajo costo.

“Hemos tomado definitivamente la decisión de defender nuestra comunidad. Si quieren hacerlo, pueden hacerlo, pero en otro lado, porque nosotros vivimos de nuestra agricultura y ganadería“, sentenció Marcial Trejo, presidente de la comunidad indígena.

Según la comunidad kolla, las tierras en las que Morales quiere construir la zona franca son parte de un relevamiento del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, el cual reconoce los terrenos como un patrimonio ancestral que les pertenece.

Este tipo de tierras están protegidas por la Constitución Nacional y el Convenio 169 de la OIT. De esta manera, el Estado está obligado a realizar una consulta previa y buscar el consentimiento de los pueblos originarios.

Por Carmela Laucirica