El orgullo como bandera, no te pierdas la marcha virtual

Hoy se realizará la 29° Marcha del Orgullo, no hay pandemia que detenga esta revolución por la diversidad.

Por Emi Urouro

Este viernes 6 de noviembre, desde las 20:00, sumate a la movilización virtual por el orgullo. Solo tenés que ingresar a la plataforma orgullo2020.ar.

Las consigas de la 29° Marcha del Orgullo invitan a reclamar por la Ley de Cupo e Inclusión Laboral Travesti Trans, homenajear a Cesar Cigliutti y a seguir cuidándose en esta pandemia, fortaleciendo las redes.

¿Cómo participar de la marcha virtual? Tenés que ingresar a la web que compartimos párrafos anteriores, completas algunos datos básicos y elegís una identidad, que es la figura que te va a representar en el Orgullo2020.

Acto seguido, comienza la experiencia de ocupar un lugar en el plano que geolocaliza la movilización en la Plaza de Mayo. Vas a poder acceder a material diseñado especialmente para el evento y seguir la transmisión del mismo.

Desde la organización, adelantaron que habrá un desfile de carrozas virtuales de distintas organizaciones, se realizará la lectura del documento del Orgullo 2020, y presentarán números musicales, entre los que se destacan Sudor Marika y Dani Umpi.

El evento virtual es organizado por el Frente Orgullo y Lucha con el apoyo de la Liga LGBTIQ+ de las Provincias y la Convocatoria Federal Trans y Travesti Argentina. Por Córdoba convocan Devenir Diverse y La Bisagra, entre otras.

 

Para profundizar en el sentido y la importancia de realizar este evento, nos comunicamos con Martín Apaz, presidente de la Liga LGTBIQ+ de las provincias, uno de los organizadores de la convocatoria.

“Las marchas del orgullo surgieron como un espacio de participación colectiva de nuestra comunidad para visibilizar, celebrar y reivindicar nuestra diversidad y nuestros derechos, reclamos, agendas”, explicó.

En relación al punto anterior, Martín señaló que en este contexto tan particular de pandemia, donde las injusticias y las violencias que sufre la comunidad diversa se han intensificado, resulta importante sostener este espacio de encuentro de manera responsable.

“Por eso es una convocatoria virtual, para que nos cuidemos entre todes, para que participemos desde nuestra casa, para que nos encontremos, nos celebremos”, aclaró el entrevistado.

La acción de hoy es una oportunidad para reclamar por los derechos que faltan y defender los conquistados. Para Martín, es clave la visibilización como comunidad y movimiento, “como sujeto político colectivo”.

El contexto sanitario impactó sobre problemas históricos de la comunidad

“La pandemia profundizó las desigualdades y violencias que ya existían. La cuarentena y posteriormente el aislamiento, generaron condiciones mas propicias para las violencias en los hogares, hacia niñez, adolescentes y jóvenes LGTBQI. Muches de les cuales han tenido que escapar de sus hogares en el medio de este contexto”, contó el entrevistado.

Apaz, agregó que hay sectores de la comunidad que han estado históricamente excluidos del mercado laboral formal, en muchos casos vivían del ejercicio del trabajo sexual, y en este contexto se han quedado sin esa fuente de ingreso.

“La situación es muy compleja, a raíz de esto el movimiento se organizó, generó redes solidarias para llevar asistencia alimentaria y de todo tipo a les compañeres que más lo necesitaban”, comentó Martín.

Resaltó que durante los primeros meses de la pandemia hubo mucha solidaridad de parte de la sociedad, pero con el pasar del tiempo ese aporte se fue diluyendo.

Ante este panorama, convocan a la población para que siga colaborando con las organizaciones diversas y disidentes, porque las necesidades siguen existiendo.

El orgullo es una respuesta política en una sociedad patriarcal. La marcha no será en la calle pero será. ¿Estamos más cerca de una sociedad para todas y todos o falta mucho por recorrer?

“Poniendo en parentesis la pandemia y sus efectos, la Argentina del 2020 es mucho más igualitaria que la de hace algunos años atrás. Hemos logrado en los últimos años, con interrupciones, avances y retrocesos, una acumulación de derechos”, respondió Apaz.

Algunas conquistas épicas que podemos nombrar son el matrimonio igualitario y a la Ley de Identidad de Género, pero Martín resalta que hay varias leyes y políticas públicas que han ganado con la militancia.

“En este sentido me parece que vamos avanzando hacia esa dirección pero nos falta mucho. Este año hemos tenido muy buenas noticias con el decreto presidencial de cupo laboral trans en la administraron pública nacional y con el decreto del cupo laboral trans en el senado de la nacion”, resaltó.

Es importante señalar que en el Congreso de la Nación se está discutiendo la Ley de cupo de Inclusión Laboral Trans.

“De aprobarse sería un paso sustancial en la construcción de una Argentina mas igualitaria porque estaríamos incluyendo en el mercado laboral al colectivo más vulnerado por la discriminación en el ámbito del trabajo”, expresó el activista.

Hay que tener en cuenta que 9 de cada 10 personas trans no tienen trabajo formal, según el entrevistado, con esta ley la gran mayoría del colectivo, de manera progresiva, sería incorporado tanto en el sector público como en el privado.

Pero todavía falta camino por recorrer. Hay agendas que nunca han sido abordadas desde las políticas públicas, por ejemplo, la actualización de la ley de VIH, una normativa obsoleta para el contexto actual.

Esa ley debe ser integral, y por eso lucha el colectivo diverso. También falta una aplicación efectiva de la ESI, que sea igual en todos los colegios, no como pasa en FASTA, que difunden contenidos discriminatorios y violentos.

“Sin dudas hemos avanzado un montón pero es mucho lo que queda por hacer. Esta no es una lucha que tiene un principio y un final sino que es una batalla permanente, la de la igualdad es una lucha permanente”, finalizó Martín.

No te olvides, este viernes 6 de noviembre, desde las 20:00, sumate a la movilización virtual por el orgullo, ingresando al siguiente link: orgullo2020.ar.

×