El Gobierno extendió el congelamiento de alquileres: los detalles

La extensión es hasta el 31 de enero de 2021. Los inquilinos que no hayan pagado el alquiler no podrán ser desalojados y a quienes se les vence el contrato se les extenderá con el mismo precio.

El Gobierno oficializó el congelamiento de los precios de alquileres y la suspensión de los desalojos por falta de pago, en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus. Lo hizo a través de el decreto 766/2020 publicado este viernes en el Boletín Oficial.

La extensión es hasta el 31 de enero de 2021. De esta manera, se posterga hasta febrero el inicio del pago de las deudas por diferencia de precio en los mismos términos y condiciones, y hasta el 31 de enero de 2021 para las deudas por falta de pago.

Según los considerandos del decreto, la medida fue tomada debido a la situación económica, por lo que los locatarios vieron “afectados sus ingresos como consecuencia de la merma de la actividad”, lo que les dificultó “hacer frente a sus obligaciones”. El objetivo del texto “no es otro que evitar el agravamiento de la problemática respecto de la vivienda”, agrega. La vicejefa de gabinete, Cecilia Todesca Bocco, aseguró en una entrevista radial: “Vamos a seguir acompañando a la gente que alquila ya que estos meses fueron difíciles”. 

La extensión del decreto 320 significa que los inquilinos que no hayan pagado el alquiler no podrán ser desalojados. Aplica para inmuebles, pero también a habitaciones destinadas a viviendas en pensiones u hoteles.

En los casos que hubiera una actualización semestral (como era con la anterior ley de alquileres) los inquilinos podrán decidir pagarla o mantener congelado el valor, y cuando finalice el decreto, pagar en hasta 6 cuotas lo adeudado, a partir de febrero de febrero 2021. En los casos donde hubiera deudas por falta de pago, será la misma cantidad de cuotas, pero con intereses.

A quienes se les hubiera terminado el contrato en estos meses, se les prorroga automáticamente hasta el 31 de enero, con el mismo valor. Los contratos alcanzados son los de vivienda, pero también inmuebles utilizados por monotributistas, autónomos, pymes, cooperativas y para actividades culturales/comunitarias.

Según datos elaborados por la entidad Inquilinos Agrupados, hay 700 mil personas que hubieran sido desalojadas de no extenderse el decreto. Con aumento del desempleo y de suspensiones laborales y paritarias pisadas, el 37,7 por ciento no pudo pagar en septiembre o lo hizo parcialmente, y el 47,4 por ciento tiene al menos un mes de deuda.

×