El Gobierno derogó el decreto de “controles migratorios” publicado en 2017

La norma preveía un control para evitar el ingreso de “personas con antecedentes” y un mecanismo rápido de extradición. Fue cuestionada por la justicia federal 2018.

Foto del colectivo “Migrar no es delito”.

El Gobierno nacional decidió ponerle fin al Decreto 70/2017 que fue publicado en el período pasado bajo la gestión de Mauricio Macri. La norma preveía “endurecer” los controles migratorios con el fin de evitar el ingreso de personas con antecedentes y agilizar el mecanismo de extradición.

Según los fundamentos del decreto, cada Estado tiene “la prerrogativa soberana de decidir los criterios de admisión y expulsión de los no nacionales”. Por eso, se había creado un “procedimiento migratorio especial sumarísimo”.

Además, la justificación era el “crecimiento de migrantes dentro de la población carcelaria”, el cual había alcanzado al 21,3% y, dentro de la cantidad de personas detenidas por narcotráfico, la cifra de inmigrantes subía al 33% en aquel año.

Te puede interesar: “Pablo Hasél, el rapero que fue censurado por el rey de España”

Pero Este viernes, Alberto Fernández y todos los ministros del Gabinete Nacional firmaron el Decreto de Migraciones 138/2021 que elimina el endurecimiento de los controles.

Según explicaron desde el Gobierno, el DNU de Macri modificó “aspectos sustanciales” de la Ley de Migraciones “que resultan irreconciliables con nuestra Constitución Nacional y con el sistema internacional de protección de los derechos humanos, entre los que cabe mencionar la violación al principio del debido proceso, al derecho a contar con asistencia y defensa legal, la restricción a un control amplio y suficiente del poder judicial sobre los actos de la autoridad administrativa, la amplitud con la que se prevé la retención preventiva del y de la migrante sin definir las causas que la habilitan y la restricción a los derechos de reunificación familiar y dispensa por razones humanitarias”.

También, sostuvieron que dicho “endurecimiento” no evidenció ninguna mejora y, por el contrario, agravó “exponencialmente la litigiosidad en materia migratoria”.

Imagen
Desde “Migrar no es delito” celebraron la derogación del Decreto 70/17.

Ya en marzo de 2018, la Sala V de la Cámara Contencioso Administrativo Federal declaró la “invalidez constitucional” de la mencionada norma por presentar “caracteres regresivos incompatibles con los estándares constitucionales y de derechos humanos vigentes en nuestro ordenamiento jurídico”.

Mientras tanto, el Comité de Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de Sus Familiares, el Comité de los Derechos del Niño y el Comité contra la Tortura, todos ellos de la Organización de las Naciones Unidas, “han expresado su profunda preocupación y han instado al Estado Argentino a derogar dicho decreto”.

Vale destacar que, junto a la derogación del Decreto 70/2017, se ordenó la creación de una Comisión Asesora de Política Migratoria “que tendrá a su cargo proponer medidas no vinculantes relacionadas con la aplicación y actualización de la Ley de Migraciones N° 25.871″.

Al principio de su mandato, el actual presidente había expresado su preocupación ya que la política de “endurecimiento” que planteó Macri solo “juzgaba a las personas por presunción”.

Compartí la nota