Desde que asumió Macri, el salario mínimo perdió el 30% su poder de compra

Así lo detalló un informe de Chequeado. Esta semana se espera que el nuevo ministro de Hacienda actualice el monto del salario mínimo. Desde diciembre del 2015 perdió el 30 por ciento su capacidad de compra.

El sábado por la tarde presentó su renuncia Nicolás Dujovne y fue anunciado como sucesor Hernán Lacunza, quien se desempeñaba como ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires y ahora será encargado de estabilizar la economía del país.

Entre sus medidas anunciadas, está la actualización del salario. Por eso, se espera que el nuevo funcionario nacional se reúna el jueves con el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

Allí, se espera que definan el porcentaje de aumento del salario. En torno a este tema, el medio Chequeado realizó un breve informe sobre cómo se devaluó la mensualidad de los trabajadores desde que comenzó la gestión de Cambiemos.

En diciembre de 2015, cuando asumió Mauricio Macri a la presidencia, era de casi $5.600, mientras que en junio de 2019 subió a $12.500. Pero si se considera la inflación, el poder adquisitivo del salario mínimo perdió un 31% en la gestión de Cambiemos. Al comparar primer semestre de 2015 con primer semestre de 2019, la caída es del 27%.

Para que el salario mínimo tuviera el mismo poder de compra que en noviembre de 2015 -último mes de gestión de Cristina Fernández de Kirchner-,tendría que ser de $18.000, en lugar de los $12.500 actuales.

Estos números son hasta junio de este año -último mes para el cual hay datos de inflación-, por lo que no considera la inflación de julio ni tiene en cuenta el impacto del aumento del dólar en esta semana en la inflación, algo que los especialistas coinciden en que aún es difícil de estimar.

“El salario mínimo impacta en la economía formal y en los trabajadores registrados, pero en la Argentina hay aproximadamente un 40% de la población que está fuera del circuito formal, a esos asalariados informales no le impacta directamente el salario mínimo”, sostuvo en diálogo con Chequeado Jorge Paz, director del Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico (IELDE) de la Universidad Nacional de Salta (UNSa). Y agregó que “hay una gran proporción de trabajadores que trabajan por debajo del salario mínimo”, pero éste puede funcionar como un “efecto faro” para que estos trabajadores informales tomen como referencia el valor de su trabajo.

Fuente: Chequeado.