4 cosas que no te puedes perder en Mazatlán este 2020

Como México no hay dos, eso es seguro, y la belleza de este país es tal, que año con año millones de turistas de todas partes del mundo se dan cita en las playas y en las principales reservas naturales mexicanas, buscando pasar unas vacaciones de ensueño y mil aventuras qué contar a sus conocidos.

Sin embargo, es en Sinaloa en donde se esconde uno de los destinos más encantadores de nuestro país; por ello que en este artículo te platicaremos sobre cuatro cosas que no te puedes perder en la “Perla del Pacífico”, así cotizando entre los diferentes hoteles en Mazatlán, porque esta será una experiencia que jamás olvidarás.

Conoce el Malecón de Mazatlán.

Originalmente construido como un dique para evitar inundaciones en la ciudad, el malecón de Mazatlán es el estandarte por excelencia de la vida playera que se experimenta en esta hermosa región, y funge como uno de los principales puntos de reunión tanto para los habitantes como para los turistas de este lugar.

Con aproximadamente 21 kilómetros de extensión y de playa, es considerado como uno de los malecones más grandes del mundo, y desde su construcción hasta nuestros días la zona más importante de este espacio es conocida como Olas Altas, ya que en un principio se utilizó como espacio urbano y de esparcimiento, condiciones que también actualmente lo convierten en el rincón predilecto de los mazatlecos, por ello es un punto que no puede quedar fuera de tu itinerario.

Disfruta de un paseo en una Pulmonía.

Definitivamente otra de las características que distinguen a Mazatlán de otras regiones del país son sus interesantes de medios de transporte, ya que debido a las condiciones climáticas que se experimentan la mayor parte del año en esta región, también funcionan como un eficiente mecanismo de diversión.

De acuerdo con algunos cronistas de la ciudad, fue a partir del día 20 de diciembre de 1965 cuando en Mazatlán aparecieron unos extraños vehículos que atrajeron la atención de propios y extraños, ya que no contaban con pertas ni ventanas, y con el tiempo se convirtieron en la forma más divertida y prácticas moverse de un punto a otro.

A la fecha, no hay mazatleco o turista que no ocupe en uno de estos encantadores vehículos, por ello no debes dejar pasar la oportunidad de experimentar un viaje en Pulmonía.

Deléitate con su deliciosa gastronomía.

Por supuesto que visitar Mazatlán sin probar los suculentos platillos que caracterizan su gastronomía, sería un pecado imperdonable, por tanto, tu misión durante el viaje será deleitar tus papilas gustativas con todos y cada uno de los platillos que ahí se preparan.

 Para que puedas hacerte una idea, algunos de los platillos que sí o sí debes probar son: el aguachile, el pescado zarandeado, el ceviche de camarón, los tacos de gobernador, el coctel de camarón, el marlín, los callos de hacha y el estofado de caguamanta.

Visita su faro natural.

Ubicado justo en la cima del Cerro del Crestón, al extremo sur de la península de Mazatlán, se encuentra el faro natural más grande del mundo, considerado también como patrimonio nacional.

En total tiene una longitud de 641 m, por 321 m de ancho y una altitud de 157 metros, y desde la cima podrás apreciar paisajes y vistas sin precedentes, por tanto, te recomendamos que al cerrar tu viaje te des la oportunidad de visitar este punto y tomarte la mejor selfie de todas.No lo pienses más, regálate esas merecidas vacaciones, alójate en un hermoso complejo como el hotel Emporio Mazatlány vive al máximo esta nueva experiencia.

×