Sólo en 2018 se han registrado 216 femicidios en el país

Entre el 1 de enero y el 10 de noviembre, la violencia machista ha sido responsable de 216 femicidios en Argentina. Los datos recolectados por el Registro Nacional de Femicidios del Observatorio “MuMaLá”(Mujeres de la Matria Latinoamericana), muestran que del total de casos relevados en medios gráficos y digitales 191 fueron femicidios de mujeres, 21 estuvieron vinculados a mujeres, hombres, niñas y niños; y 4 casos fueron vinculados a personas trans/travestis.

El Gobierno nacional, a pesar del gran número de femicidios, destinará solamente en el Presupuesto 2019 la suma de 234,3 millones de pesos al Instituto Nacional de las Mujeres (INAM). Es decir que el organismo encargado de la aplicación de la Ley 26.485 (Ley de Protección Integral a las Mujeres), contará con $11,30 por mujer para abordar las violencias machistas. Otro dato es la disminución de 50 millones (2018) a 32 millones de pesos para el 2019, de los fondos destinados al monitoreo del Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres 2017-2019.

De las 191 mujeres asesinadas, 14 eran niñas y adolescentes menores de 15 años. El 78% de ellas fue abusada; el 42%, desaparecidas y en el 71% de los casos, el asesino era miembro de la propia familia. El 22% ya había realizado una denuncia judicial y el 12,5% tenía alguna medida judicial de protección.

En la provincia de Córdoba hubo 21 femicidios. El 80% ocurrió en el interior provincial. Saira Asua, coordinadora de MuMaLá de Alta Gracia, comenta que, desde el año 2013, a partir del femicidio de Valeria Villareal, vienen trabajando en medidas para combatir la violencia machista. La agrupación en el interior cordobés realiza talleres de prevención en escuelas y barrios donde el Estado no llega. “En Alta Gracia hay cinco denuncias por violencia machista por día”, explica  Asua. Por esta razón siguen trabajando por una ley de emergencia contra de violencia de género. Y considera que el Gobierno tiene que garantizar que la violencia contra las mujeres se elimine, pero el presupuesto no es suficiente.

Datos a nivel nacional:

Víctimas

  • El 44% tenía entre 21 y 40 año; el 11%, entre 0 y 15 años y el 10%, entre 16 y 20 años.
  • El 28% fue asesinado con arma blanca, el 23,5% con arma de fuego, el 19% fue asesinado a golpes y el 17% fue asesinado por asfixia. El 6,5% fueron quemadas.
  • El 41% de las víctimas convivió con su asesino y el 13% estuvo desaparecida.

Agresores

  • El 53% tiene entre 19 y 40 años, mientras que el 22% tiene entre 41 y 60 años.
  • El 22% de los agresores se suicidaron luego de cometer el femicidio.
  • El 7% pertenece a una fuerza de seguridad y el 6% se encuentra prófugo.

Lugar físico del femicidio

  • El 67% de los femicidios fueron en la vivienda de la víctima, mientras que el 11% fue en la vía pública y el 6% en un descampado.

Hijos e hijas huérfanas

  • El 45% de las mujeres asesinadas tenían hijas o hijos.
  • 220 hijas e hijos perdieron a sus madres, de los cuales 72 son menores de 12 años.

“En un contexto donde el acuerdo con el FMI genera más pobreza y desocupación, beneficios sociales, las limitaciones en el acceso a la salud, la educación, la luz, el registro, las preocupaciones y las violencias; las mujeres de la Matria Latinoamericana diseñarán en nuestro Encuentro Nacional en Rosario el 17 y 18 de noviembre, estrategias federales para exigirle al Gobierno nacional respuestas acordes a la dimensión de la problemática. #NiUnaMenos”, expresa el comunicado de MuMaLá.

En el plano regional

La diputada del Parlasur Cecilia “Checha” Merchán presentó un proyecto para poder transversalizar las políticas de género en todos los presupuestos de cada uno de los estados del Mercosur. “Tiene varias cosas interesantes este proyecto, ya que intenta que se pueda mirar, desde una perspectiva de género, cómo desde cada ministerio y desde cada política pública, incidimos en igualar las posibilidades entre varones y mujeres”. Para Merchán, necesitamos contar con presupuestos específicos en contra de la violencia y presupuestos específicos en la salud y, a partir de estos, poder implementar las políticas que son dirigidas hacia las mujeres. 

Para la diputada, es necesario tener en cuenta, desde cada ministerio, cómo afecta a la población el presupuesto. “Si pensamos en viviendas, pensar cuántas son las mujeres que van a ser dueñas y cuántos varones. Pensar en materia de la tierra, de la posesión de la tierra. En cuanto a las construcciones u obra pública, pensar de qué manera se construyen ciudades más amigables para las mujeres.”

 

El proyecto fue elaborado por un grupo de estudiantes de Relaciones Exteriores de la Universidad Nacional de Lanús, en el que se analizaron todos los presupuestos de la región. En el comparativo, no se observaron políticas dirigidas a igualar la brecha, ni en el ámbito laboral ni en otros ámbitos, que no se observan con perspectiva de género pero que afectan de manera muy diferencial a varones o mujeres.

 

 

 

 

Por Emi Urouro

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*