Lucía Pérez: un fallo judicial sin culpables

El lunes 26 de noviembre se dió a conocer el fallo judicial que absolvió a dos acusados por el asesinato de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años que había sido dejada por los imputados en la Unidad Sanitaria de Playa Serena, ya sin signos vitales.

El Fallo

El tribunal de Mar del Plata, resolvió condenar a Juan Pablo Offidani(43) y a Matías Farías(25) a 8 años de prisión, no por el asesinato de Lucía sino por el delito de tenencia y comercialización de estupefacientes, agravado por su venta a una menor de edad y en jurisdicción de una escuela, explica el documento. Ambos deberán pagar una multa de 135 mil pesos por ese delito. Mientras que al tercer acusado, Alejandro Maciel(61) fue absuelto por el delito de encubrimiento. Es decir que para la Justicia nadie es culpable del femicidio de la joven. Esto generó un fuerte debate en torno a la falta de perspectiva de género del sistema legal argentino.

Los Jueces

El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Mar del Plata, integrado por los jueces Aldo Carnevale, Pablo Viñas y Facundo Gómez Urso, no encontró culpables para el asesinato de Lucía, alegando que ni el abuso sexual ni el femicidio habían podido probarse en el debate.

Organizaciones feministas han repudiado el fallo por su falta de perspectiva de género. A continuación compartimos fragmentos del documento.

Editorial Sudestada. Fragmento Fallo.
Fragmento Fallo

Fragmento Fallo

Con respecto a la sentencia, pudimos hablar con Leticia Celli, Abogada del CeProDH y militante del PTS en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores de Cba.  “No hay otra cosa que decir más que es una vergüenza”, expresó Celli. Lo único que pone en evidencia son los argumentos de la justicia, completamente misoginos, machistas y patriarcales. Criticó el accionar de los jueces,  al sostener que no han tenido en cuenta los análisis de psicólogos y de distintas personas que han acreditado que Lucia fue abusada, maltratada, ultrajada. “Realmente considero que tenemos que seguir luchando, y con más fuerza para que se haga justicia por lo que realmente fue, un femicidio”.

 

La Fiscal

María Isabel Sánchez, la primera fiscal del caso que fue apartada, será investigada a pedido de los jueces. La abogada dió detalles escabrosos a la prensa, sobre el asesinato de Lucía, habló de empalamiento y otras vejaciones de la joven, sin basarse en el informe médico.
Los jueces se alejaron de toda perspectiva de género, e hicieron hincapié en el accionar dudoso de Sánchez.

Foto Lucía Vittorelli

El fallo desde la antropología

La antropóloga Agustina Molina, militante de MalaJunta, nos brindó otra perspectiva de la sentencia. En relación al fallo  dice que tiene un impacto social y entiende que la inequidad opera en distintas esferas. La forma mediática de tratar los casos denota violencia de género, “se hace un uso, un ultraje de  la imagen de las mujeres, se las expone: sus gustos, deseos, como se vestían, si se drogaban no se drogaban”, a nivel mediático queda totalmente oculto la identidad de los varones. Para Molina, en el caso de Lucía Pérez, también se resguardó la identidades de los “machos violentos”.

“La antropología desde una perspectiva feminista, apunta a desarmar y desandar los mandatos de masculinidades hegemónicas, que tiene que ver con los privilegios con los que  viven y se crían los varones”.Para Molina esto genera una distribución de poder desigual entre hombres y mujeres. 

Desde los movimientos feministas se busca revertir esa situación de privilegios, y de ocultamiento mediático de violentos. Es necesario “Poner en foco que éstas violencias son producto del ejercicio de los mandatos hegemónicos de masculinidades, y no resultado de las conductas que podamos tener o no las mujeres y disidencias sexuales”, expresó la antropóloga. Ninguno de esos actos debería devenir en un abuso o violación. 

Cabe recordar que el 19 de octubre de 2016, se hizo en Argentina el primer paro de mujeres, el femicidio de Lucía Pérez ocurrido días antes había hecho despertar a una sociedad indiferente ante la violencia de género. Fue una huelga masiva. Las ciudades se detuvieron ante el grito “Ni una menos”.

Por Emi Urouro

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*