La Policía de Córdoba creó el Departamento de Auditoría General de Salud Mental

En el ámbito de la Dirección General de Control de la Conducta Policial, se creó el Departamento de Auditoría General de Salud Mental. El establecimiento de esta institución está motivado por los femicidios y homicidios realizados por efectivos policiales de la Provincia. La medida acumula críticas de especialistas y de la legisladora Liliana Montero quien propuso anteriormente un proyecto de ley para crear un sistema integral de asistencia mental para el personal policial.

Solamente en lo que va del mes, hubo dos casos de efectivos policiales que asesinaron a sus parejas. A principio de mes, Ricardo Campos mató a su pareja Cristina Rodríguez, aunque el policía asegura que su arma se disparó por accidente. Posteriormente, Carlos Monjes asesinó a su pareja Magali Pérez, que estaba embarazada y a su suegra, Nancy Pérez.

Leé nuestra nota anterior: Un policía de La Calera se suicidó tras matar a su pareja y a su suegra

Ante la recurrencia de crímenes efectuados por policías contra sus parejas, la Jefatura Policial informó la creación del Departamento de Auditoría General de Salud Mental. Funcionará bajo la órbita de la Dirección General de Control de la Conducta Policial.

El organismo “tiene como finalidad coordinar, sistematizar, auditar y delinear acciones que propendan a un control más eficaz de las áreas que intervienen en la prevención de patologías, psicológicas, psiquiátricas y de Violencia Familiar”. La unidad estará a cargo de la la Psicóloga Comisario Mayor Marcela Santucho.

Críticas al departamento

La medida ha sufrido críticas de parte de la legisladora Liliana Montero. En diversos tweets, Montero criticó la medida indicando lo siguiente: “no es ni un problema de control, ni de conducta policial, ni es interno. Es la salud, idiotas !”.

Montero presentó en 2015, y posteriormente trató de reflotarlo, un proyecto de ley que proponía una “evaluación de aptitud psiquiátrica, psicológica, familiar y social” ante los ingresantes a la fuerza policial, y una nueva evaluación a los oficiales que reciban un ascenso. Estas pericias serían llevadas por equipos técnicos externos a las Fuerzas de Seguridad.   

Otro punto de críticas es la designación de Marcela Santucho a cargo de la nueva unidad. La psicóloga Mayor actualmente se encuentra a cargo de un Departamento contra la Violencia de Género. Además, Santucho fue muy cuestionada a fines en 2013, luego de que un policía del cuerpo de elite Eter, Ariel Pedraza, mató a sus dos hijos y luego se suicidó con su arma reglamentaria.

Según afirma La Voz del Interior,  el oficial Pedraza “el día antes de cometer el doble crimen, se entrevistó con Santucho, quien por aquel entonces se desempeñaba en el área psicológica del mismo grupo Eter”.

El titular de la Cátedra de Teorías Criminológicas de la Universidad Siglo 21, Miguel Robles, también realizó distintas críticas al proyecto de este nuevo organismo de control. Al respecto, indica que para que este Departamento tenga real incidencia “sería imprescindible la participación de profesionales que no sean dependientes de la Policía de Córdoba”.

Además manifestó que se deberían realizar pericias interdisciplinarias con especialistas de la criminología y la antropología para que se pueda ”comenzar a dar cuenta de las causas profundas que motivan y generan estos hechos; y de este modo se puedan proponer medidas de acción preventivas”.

Robles critica principalmente este Departamento. Al estar a cargo de efectivos pertenecientes a la fuerza policial sostiene que solamente permitirá encontrar resultados “sobre la responsabilidad individual a partir de la descripción de un hecho puntual”. Adjunto les dejamos el documento completo redactado que sirve de interés para reflexionar sobre la real incidencia que puede llegar a tener este nuevo organismo propuesto por el gobierno de la Provincia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*