Falleció la mujer trans que había sido golpeada a la salida de un boliche

Mirna Antonella Di Marzo, murió el domingo luego de estar 3 meses con muerte cerebral debido a que fue golpeada a la salida de un boliche en General Güemes, Salta. El culpable del crimen, que puede calificarse como un transfemicidio, es José Gareca de 44 años quien ya está imputado por el hecho. El autor había asesinado a una vecina anteriormente y cumplido una condena efectiva de 17 años de cárcel.

En la madrugada del 21 de octubre del año pasado, Mirna Antonella Di Marzo fue atacada a golpes por José Gareca a la salida del boliche Caribe, ubicado en la localidad salteña de General Güemes. A través de las cámaras se pudo identificar al agresor que fue inmediatamente detenido. En tanto que Mirna fue hospitalizada en estado de inconciencia y, según el posterior informe médico, con muerte cerebral.

Mirna era una mujer trans de 30 años, que frecuentaba el local bailable de General Güemes. Mirna murió en la madrugada del domingo en el hospital, luego de estar 3 meses y 6 días con muerte cerebral.

También te puede interesar: Al menos trece femicidios en lo que va del 2019

Al respecto, la hermana de Mirna Antonella, Janet Di Marzo, indicó que: “Fueron muchos días de dolor, ella ahora descansa en paz, pero nosotros tenemos que hacer que el responsable pague por lo que hizo, vamos a esperar y respetar estos días de duelo en nuestra familia, después vamos a ver si planificamos algunas acciones para pedir justicia”.

El culpable del crimen, José Gustavo Gareca de 44 años, se encuentra detenido ya que fue imputado por tentativa de homicidio agravado por mediar violencia de género. En las próximas horas, el fiscal a cargo de la causa Rodrigo González Miralpeix, quien había dictado antes la prisión preventiva, podría ampliar dicha carátula imputando por homicidio al acusado.

Al respecto de la causa, la hermana de Mirna, manifestó que: “A pesar del tiempo transcurrido no nos dicen nada sobre el avance de la causa, no tenemos ninguna información, solo esta mañana -por ayer- se acercó personal de la Brigada para decirnos que no podemos enterrar a mi hermana hasta que no haya una orden del juez. Así que no sabemos hasta cuándo la estaremos velando”, en declaraciones a El Tribuno.

Por El Resaltador

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*