A dos meses del Proyecto Czekalinski, hambre y bronca

A dos meses del Proyecto Czekalinski, hambre y bronca

A dos meses de haber comenzado el Proyecto Czekalinski, los voluntarios se sienten malhumorados, con hambre y pérdida de peso notable.

El Proyecto Czekalinski comenzó hace aproximadamente dos meses, cuando un grupo de voluntarios decidió tomar el desafío de alimentarse sólo con la Canasta Básica Alimentaria. Y sin dudas está siendo un desafío para ellos, pero todavía faltan cuatro meses.

Respecto a la experiencia, Claudia Albrecht -nutricionista y voluntaria del proyecto- hizo su balance de la experiencia hasta ahora: “Estoy cansada de pensar, de medir, de planificar qué comer para que me alcance”.

Si bien el primer mes del proyecto fue movilizador, Claudia afirma que el segundo le generó enojo constante. A esta altura, la nutricionista afirma que pasa hambre en momentos del día por falta de tiempo o hartazgo de ciertas comidas.

Junto a otros voluntarios, Claudia se alimenta sólo con productos de la canasta básica. La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que es la principal herramienta del Indec para medir la pobreza, determina las cantidades de 58 productos y su valor mensual es de $4.234.

Otro voluntario de este proyecto, quien también es su coordinador, es Martin Maldonado (CONICET-UNC). Comparativamente, él afirma que el primes mes no llegó a los 30 días con lo que tenía para consumir. El segundo logró llegar a fin de mes, pero con una sensación de hambre constante.

Me cansé de tener hambre. Bajé 5 kilos, me siento cansado todo el tiempo. Estoy harto, podrido, enojado y con hambre”, resumió Martin Maldonado respecto a lo que va de su experiencia. “En Argentina hay 15.908.712 personas que tienen esta relación con el hambre y no lo sabíamos”, lamentó Maldonado.

Justamente, el objetivo del Proyecto Czekalinski es visibilizar a toda esta población que los demás no perciben, proponiendo alternativas para que la pobreza se mida de manera multidimensional y no monetariamente.

Además de los seis voluntarios que consumirán la CBA por seis meses, el proyecto incluye seis personas que serán el “grupo de control”: comerán igual que siempre. Finalmente, otras seis seguirán la Guía Alimentaria para la Población Argentina (Gapa). Esta última conforma la recomendación oficial del Ministerio de Salud para una alimentación saludable.

Por Carmela Laucirica