Tracción a sangre: convenio para sustituir carros por motocargas

El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) prestará apoyo económico al Gobierno Municipal para comenzar a reemplazar el uso de caballos por motos con carro. Con el convenio, podrían adquirirse entre 85 y 100 vehículos, con una inversión de 3,5 millones de pesos.

El intendente Ramón Mestre firmó este viernes un convenio con el INAES, organismo perteneciente al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, para sustituir el uso de tracción a sangre por motocicletas. El instituto se encargará de dar un subsidio económico con el cual, en una primera etapa de implementación, se podrán comprar entre 85 y 100 vehículos.

El objetivo es que las motos sean entregadas en comodato a las cooperativas de carreros a cambio de la entrega de los caballos. Los animales serían destinados a instituciones dedicadas a la equinoterapia.

 

¿Qué pasa en el Concejo?

Este año se presentaron dos proyectos en el Concejo Deliberante abocados a la problemática. El primero, impulsado por Esteban Dómina, de Unión por Córdoba, propuso la eliminación de la tracción a sangre. El texto fue confeccionado por la Fundación Sin Estribo, el Colegio de Abogados, la Mesa de Proteccionistas y la Sala de Derecho Animal.

Posteriormente, el concejal de Juntos por Córdoba (Cambiemos), Abelardo Losano, planteó que se deje de utilizar dicha modalidad de transporte, sustituyendo a los equinos con bicicletas eléctricas equipadas con cajas compactadoras. El proyecto prevé que la compra de las mismas se haga en cuotas por medio del trabajo realizado por los carreros.

En Córdoba, diversas ONGs trabajan rescatando equinos tanto de la Ciudad de Córdoba como de las Sierras, heridos por incendios, catástrofes ambientales o accidentes automovilísticos. El pasado 20 de septiembre, en el día nacional del caballo, Sin Estribo se manifestó con una consigna que contemplaba su negativa al maltrato animal y la necesidad de inclusión social de los carreros: “Ni personas excluidas, ni caballos esclavos”.

Desde Refugio Cherubicha, ubicado en Villa Rumipal, se encuentran trabajando junto al Congreso de la Nación para una ley que abarque todo el país. En la ciudad de Río Cuarto, se implementó en 2010, una prueba piloto de la ONG AcerTAS, que consiguió 40 sustituciones. 

Por su parte, grupos de proteccionistas de animales se preguntan qué sucederá con aquellos trabajadores -y sus equinos- que no pertenecen a cooperativas. 

 

Por Ramiro Quintanilla y Agustina Oliva. Foto: Acción Liberación Animal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*