Un policía de La Calera se suicidó tras matar a su pareja y a su suegra

Carlos Monjes, cabo de la Policía, asesinó con su arma reglamentaria a su novia y a su suegra, y luego se quitó la vida. Sucedió ayer en la localidad de La Calera. Según fuentes judiciales, Monjes tenía denuncias por violencia de género. Es el segundo femicidio que involucra a personal policial en lo que va del mes.

Una vez más, la violencia de género es noticia en Córdoba. La madrugada del domingo, en la localidad de La Calera, un policía de la Provincia asesinó a su pareja y resultó víctima fatal la madre de la joven, que intentó impedir el asesinato. Las mujeres eran Magalí y Nancy Pérez, de 20 y 54 años, respectivamente. 

Carlos Pérez, tío de la joven, llamó a la Policía luego de escuchar disparos en una de las habitaciones de la casa. Según fuentes policiales, el policía se suicidó inmediatamente disparándose en la sien.

Magalí Pérez estaba recientemente recibida de policía y trabajaba junto a su pareja en la Comisaría 36 de la ciudad de Córdoba de barrio Argüello. La joven tenía una hija de cuatro años con una pareja anterior y estaba embarazada. Había manifestado no querer continuar con la relación con Monjes por ser “enfermiza”.

Carlos Monjes había sido denunciado, al menos una vez, por una pareja anterior por violencia de género. Además, una familiar de la joven comentó que, desde la fuerza, a Monjes le habían quitado el arma reglamentaria por presentar “problemas psicológicos” y “tendencia al suicidio”, pero después se la devolvieron.

En lo que va de septiembre, es el segundo caso de femicidio en la provincia de Córdoba. Hace un poco más de una semana, Cristina Rodríguez murió por un balazo en la espalda. El policía Ricardo Campos, pareja de la víctima, es el único acusado en el caso.

Otro caso similar sucedió en la provincia en marzo, cuando el sargento Adrián Contreras ahorcó a su pareja Deolinda Díaz y luego la arrojó a una pileta en la localidad de Despeñaderos.

Recordamos que, en 2012, se modificó el artículo 80 del Código Penal, imponiendo prisión perpetua a aquellos homicidios realizados bajo circunstancias de violencia de género.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*