Monsanto podrá demandar al municipio de Río Cuarto por impedirle instalarse

La empresa reclama porque no se le permitió instalar una planta de experimentación en el año 2013, debido a irregularidades en el proceso de autorización, denunciadas por la comunidad de la ciudad. La máxima autoridad judicial de la Provincia, resolvió que la multinacional puede iniciar acciones legales.

“Hace unos días, el 27 de septiembre más precisamente, trascendió la noticia de que el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba rechazó el recurso legal que presentó el municipio de Río Cuarto por medio del cual se hubiera impedido que Monsanto le haga juicio por prohibirle, a través de un decreto del Intendente, instalar una estación experimental de semillas dentro de su ejido en el año 2013”. Así comienza el comunicador de la Asamblea Río Cuarto Sin Agrotóxicos. 

Los antecedentes del conflicto

En el año 2012, comenzó en esa ciudad la construcción de oficinas administrativas y depósitos de fertilizantes de la empresa local FocSeed, nativa de la localidad vecina. Así, lo afirmó uno de los dueños de la compañía, Germán Di Bella a distintos medios de comunicación. A pesar de esto, la empresa consiguió la habilitación municipal y provincial para realizar experimentación con semillas en esas instalaciones. Desde la asamblea Río Cuarto sin Agrotóxicos denunciaron que FocSeed era una empresa que encubría a la multinacional Monsanto, quien preveía instalar una planta de experimentación en el mismo lugar.

A principios de 2013, el vicepresidente de Monsanto Argentina, Pablo Vaquero, anunció la llegada de la multinacional, que sería emplazada en el mismo predio donde estaba construyendo FocSeed.

A fines de ese año, el entonces intendente del municipio, Juan Jure, impidió la instalación de la firma en la ciudad por decreto. Esta decisión gubernamental, estaba apoyada en errores en los Estudios de Impacto Ambiental presentados por la empresa y otras irregularidades denunciadas por los integrantes del colectivo de riocuartenses, la Universidad Nacional de Río Cuarto y por la ciudadanía en general.

Al año siguiente, Monsanto comenzó un juicio contra la Municipalidad por no permitirle instalar su planta, alegando discriminación en primera instancia pero reconduciendo el proceso posteriormente. Ante la detección de ciertas irregularidades, el gobierno de la ciudad presentó un recurso ante el Tribunal Supremo de Justicia de la Provincia de Córdoba para impedir el comienzo del juicio. El viernes pasado, la máxima autoridad judicial rechazó el recurso permitiendo que la multinacional pueda iniciar nuevamente acciones legales contra la ciudad.

Por Ramiro Quintanilla.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*