La comunidad de Santa Ana reclama por un informe de UNC sobre Cormecor

Luego de la unificación de los tres amparos colectivos presentados contra el establecimiento del megabasural, la Justicia ordenó a la UNC que resuelva si las objeciones de los demandantes son “de recibo”. En un informe, firmado por dos profesionales académicos, se niega la veracidad de los reclamos. Los vecinos de Santa Ana afirman que es inadmisible. 

En octubre de 2016 se anunció la instalación de un nuevo predio para el tratamiento de la basura de la Provincia de Córdoba. El lugar elegido para el emprendimiento está ubicado en cercanías a la localidad de Villa Parque Santa Ana, entre la ruta provincial 5 y la 36. Un hecho a resaltar es que la ubicación escogida esta aproximadamente a dos kilómetros de donde se ubica la planta de residuos Taym, que desbordó en marzo de este año.

Inmediatamente a la elección del lugar, se presentaron tres recursos de amparo que consideraban que el lugar elegido no era apto para la instalación de la planta. La Municipalidad de Santa Ana, un colectivo de vecinos de la localidad y los productores agropecuarios Gremo, que poseen campos cercanos al futuro predio, fueron quienes iniciaron las demandas.

En mayo, la Justicia ordenó unificar los amparos presentados en la llamada “causa Cormecor”. Los vecinos pidieron que se realicen pericias socioambientales, argumentando que no bastaba sólo un Estudio de Impacto Ambiental, debido a que la problemática es mucho más amplia. La Justicia denegó el pedido y sólo exigió a la UNC que realice un informe.

El informe de la alta casa de estudios plantea que las objeciones de los demandantes no son “de recibo”, es decir que fueron desestimadas. El estudio fue firmado por el Ingeniero Daniel Yorio, quien actuó de perito oficial en la querella por supuesta contaminación en Barrio San Antonio a causa de la instalación de la planta de Porta Hnos; y por el Ingeniero Héctor Macaño director del Centro de Investigación y Transferencia en Ingeniería Química Ambiental, entidad que investigó las aguas del dique Los Molinos, luego del desborde de Taym.

En ambos casos, la opinión de los profesionales fue controversial y repudiada por los afectados, como sucedió ahora. Los habitantes de la zona indican que el estudio presentado es inadmisible y afirman que “El pueblo de Villa Parque Santa Ana continúa de pie y no permitirá que se avasallen sus derechos ni se enajene su futuro”.

Para completar más la nota te dejamos, los estudios que muestra Cormecor y te recordamos el informe que realizamos sobre el desborde de la planta Taym. 

1 Comment

  1. Es increíble como pueden tener tan poco respeto por la salud de los ciudadanos. ¿Qué puede ser más importante que la vida de las personas, para que tomen determinaciones tan homicidas? Recapaciten, señores: el mal que hacemos a nuestros semejantes tarde o temprano regresa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*