Dictan medida cautelar por contaminación en el Suquía

Imagen tomada por el portal La Voz del Interior en Costanera y Zípoli

El juzgado 19 en lo Civil y Comercial, admitió el recurso de amparo impulsado por la Fundación Tercera Generación. Debido a esto, se hizo lugar a la medida cautelar que inició la entidad respecto al estado del río Suquía.

Tal vez te interese la Fundación Tercera Generación reclamó por la contaminación del río Suquía.

En el día de hoy, el Juez de primera instancia, Marcelo Adrián Villarragut, dio lugar a la acción presentada en el día de ayer por la Fundación Tercera Generación. El recurso fue presentado por la contaminación existente en el río Suquía debido al vertido de efluentes cloacales. Al mismo tiempo, dicho juzgado dispuso hacer lugar a la medida cautelar consistente en dar amplia difusión en los canales de aire, en horario central y durante una semana, sobre el estado del río.

Según el presidente de la fundación, Federico Macciocchi, “la medida cautelar tiene como finalidad que la población tome conocimiento del peligro que implica, para la salud y el ambiente, la conexión de cloacas clandestinas que están siendo vertidas al río Suquía a la altura del Barrio San Ignacio”. La medida también obliga a las autoridades municipales competentes a hacerse cargo de los gastos ocasionados, como así también a colocar un cartel en la zona que alerte a la población sobre el foco infeccioso existente.

Cabe destacar, que dichos documentos fueron presentados a raíz de una investigación realizada por concejales del Movimiento ADN, que a partir de un análisis realizado por el Centro de Química Aplicada (CEQUIMAP) de la facultad de Ciencias Químicas de la UNC, se dio a conocer la existencia de bacterias coliformes fecales y bacterias coliformes totales, en un nivel que supera lo permitido. Es por esto, que la Fundación Tercera Generación impulsó una demanda contra la Municipalidad de Córdoba y el Gobierno Provincial “por ser ambos órdenes de gobierno los responsables de garantizar el derecho a gozar de un ambiente sano, apto y de proveer a su defensa”.

Por Maximiliano Taibi

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*