A tres meses del desborde, la causa Taym no avanza

A fines de marzo, y tras una seguidilla de intensas lluvias, desbordó la planta de tratamiento de residuos peligrosos ubicada al sur de la Ciudad de Córdoba: Taym. Entre acusaciones y denuncias por posible contaminación del agua y suelo de la cuenca del dique Los Molinos, el caso quedó radicado en el juzgado de Alta Gracia, luego de varios traspasos. Sin embargo, no hay grandes avances en la investigación y continúa el secreto de sumario.

Tras las intensas lluvias los días 27 y 28 de marzo, el predio donde se tratan los residuos peligrosos provenientes de la Ciudad de Córdoba desbordó. Entre los vecinos se generó un gran debate sobre si el agua era o no apta para consumo humano. Por las redes sociales circularon mensajes de alerta, la zona sur permaneció sin servicio durante más de un día y algunas escuelas debieron suspender las clases. 

En un principio, el juzgado de Alta Gracia, a cargo del fiscal Peralta Ottonello, debió encargarse de la causa por contaminación. A raíz de una denuncia realizada por concejales del movimiento ADN, fue remitida al Fuero Anticorrupción por involucrar no sólo a la empresa Taym, sino a funcionarios del gobierno provincial.

A principios de mayo, el expediente volvió al juzgado de origen ya que desde el Fuero Anticorrupción indicaron que no correspondía que la denuncia fuera tratada allí. Desde entonces, la investigación por contaminación no ha avanzado. En declaraciones a Radio Nacional Córdoba, Peralta Ottonello explicó el traslado judicial de la misma y profundizó acerca de las investigaciones.

 

En la Legislatura de la Provincia, se presentaron distintos pedidos de informe acerca del desborde y la posible contaminación, provenientes de diferentes bloques políticos opositores. La mayoría se encuentra en tratamiento, pero algunos fueron archivados.

Vecinos autoconvocados de Villa Parque Santa Ana y otras agrupaciones sociales, reclaman que se declare la emergencia ambiental en la provincia. El pedido tiene eje no sólo en lo ocurrido con Taym sino en la instalación de una basural de 500 hectáreas, propiedad del grupo Cormecor, en las cercanías del pueblo. Sebastián Pacheco, vecino la zona, nos brindó actualizaciones acerca de la causa durante la marcha en Defensa del Bosque Nativo.

 

Un repaso sobre lo que ocurrió:

Por Ramiro Quintanilla.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*