Capilla del “desMonte”: renuncia el intendente y muere un animal en extinción

El día jueves, a partir de la detección de una máquina topadora y la aparición de un oso melero muerto, residentes de la localidad alertaron a Policía Ambiental. La entidad controladora labró un acta a la Municipalidad por la obra no autorizada, que tenía como objetivo el trazado de una calle en un nuevo loteo. Ayer, en medio de controversias, renunció el intendente.

Residentes de Capilla del Monte encontraron a un oso melero muerto -especie protegida en por encontrarse en peligro de extinción– en el mismo lugar donde detectaron la presencia de maquinaria de obra pesada. Inmediatamente, dieron aviso a las autoridades.

En el lugar, ubicado entre Villa Cielo y Las Gemelas, se hizo presente la Policía Ambiental, quien dispuso el cese de los trabajos. A su vez, se labró un acta a la Municipalidad por la presencia de las máquinas en el área. La obra no contaba con la correspondiente habilitación ambiental y se estaba realizando en zona roja, protegida por el mapa de la actual Ley de Bosques.

 

Ante la denuncia, se concertó una reunión vecinal en la Secretaría de Cultura programada para elpróximo martes a las 15. En el comunicado de los vecinos se exige “que renuncien los responsables y paguen por los daños a el medio ambiente”.

El día viernes, en medio de los reclamos de la comunidad renunció el intendente de la ciudad, Gustavo Sez. Momentaneamente, el cargo sería asumido por la concejala Gabriela Negri, presidenta del Concejo de la ciudad, quien debería llamar a elecciones. En la carta donde dispuso dejar su cargo, Sez indicó: “He tomado esta decisión por cuestiones relacionadas con mi salud, producto del hostigamiento, e impedimentos deliberados por parte de integrantes del Concejo, del Tribunal de Cuentas y de las autoridades de circuito de la UCR. Con el objetivo de entorpecer el ejercicio de mi labor pública y en perjuicio de todos los vecinos de la ciudad”.

En peligro y poco protegidos

El portal Capilla del Monte Noticias informó que, luego de realizarle una autopsia, el oso melero fue arrojado en el basural municipal. El animal se encuentra entre la fauna en peligro de extinción junto al guanaco, el lobito de río, el zorro colorado de Achala, el gato del monte, aguará guazú, las corzuelas, el pichiciego menor, el cardenal amarillo, el loro hablador y el carpintero negro. Cabe destacar que la última información disponible proveniente del Gobierno de la Provincia en materia de fauna amenazada es del año 2009, ya que no cuentan con un listado o información sobre el tema de libre acceso para los ciudadanos. 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*