Aborto: 45% de las intervenciones realizadas en el mundo son inseguras

Entre 2010 y 2014 se realizaron más de 25 millones de interrupciones de embarazos en condiciones de precariedad en todo el mundo. Te mostramos qué dice la investigación realizada por la Organización Mundial de la Salud y te actualizamos la situación de la problemática en Córdoba y Argentina.

En el Día de la Lucha por la Despenalización y Legalización del Aborto en Latinoamérica y el Caribe,  que se celebra hoy 29, la agrupación de mujeres Pan y Rosas y el Frente de Izquierda invitan a una marcha que partirá desde Colón y Cañada, “para exigir que los gobiernos garanticen el derecho al propio cuerpo y que la interrupción voluntaria del embarazo deje de ser clandestina”.

La problemática

La OMS clasifica el aborto en tres categorías dependiendo el grado de seguridad con el que se realice. Se considera segura una interrupción del embarazo realizada por un profesional capacitado, con un método recomendado por éste organismo y en el período apropiado de gestación. Un 55% de los abortos realizados entre 2010 y 2014 se realizaron bajo estas condiciones.

Se denomina aborto menos seguro a aquel procedimiento que cumple con algunas de las características anteriores pero no todas. Es decir, realizado por un profesional capacitado con un método no recomendado o bien realizado con un método apropiado pero por una persona no calificada. En el mismo período, el 31% se realizó de esta manera.

Por último, se consideran nada seguros aquellos que son ejecutados por personas no calificadas, con métodos peligrosos, como la introducción de objetos extraños y el uso de brebajes de hierbas. En estos casos, el porcentaje de muerte por complicaciones derivadas del procedimiento es elevado. Se llevaron a cabo un 14% de abortos bajo éstas condiciones.

La legalidad del aborto no influye en la cantidad sino en la calidad de los procedimientos

El estudio indica también que restringir el acceso a este procedimiento no reduce el número de casos. El problema radica en que, en países donde la interrupción voluntaria del embarazo está prohibida o sólo se permite en casos excepcionales (como violaciones), solamente el 25% de los abortos son seguros. En cambio, donde el aborto es legal, el 90% de los procedimientos se lleva a cabo bajo condiciones óptimas.

Al respecto, la OMS asegura: “Para prevenir embarazos involuntarios y abortos peligrosos, los países deben formular políticas propicias y adquirir compromisos financieros con el fin de proporcionar una educación integral en materia de sexualidad: un amplio abanico de métodos anticonceptivos, incluidos los anticonceptivos de urgencia; asesoramiento en materia de planificación familiar; y acceso a un aborto sin riesgos y legal”.

 

Situación en Argentina

El artículo 86 del Código Penal indica que el aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer “no es punible si se ha realizado con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre, si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente”.

La interrupción del embarazo ante cualquier situación de violación no necesita permiso de ninguna autoridad más que el médico que lo realice y la víctima que lo denuncie.

En 2015, el Ministerio de Salud de la Nación, actualizó el protocolo de atención obligatoria para todas las instituciones sanitarias del país.

Ingrid Beck, en su artículo “Educando al candidato”, indica que es la primer causa de muerte de mujeres gestantes en la Argentina, con alrededor de 100 fallecimientos al año. Expresa también que “entre 500 y 600 mil mujeres abortan de manera insegura año tras año, y unas 80.000 son hospitalizadas por las complicaciones de la práctica clandestina”. 

Para promover la marcha de este año, la agrupación Red de Mujeres invitó a participar en Twitter con la consigna #JuntasAbortamos, contando experiencias vividas. 

 

¿Qué pasa en Córdoba?

En nuestra Provincia, el protocolo nacional para el aborto no punible fue suspendido por el Ministerio de Salud provincial a través de una resolución en marzo de 2012, apoyada en un amparo judicial presentado por la ONG Portal de Belén, aceptado por el Cámara 3ra en lo Civil y Comercial.

Debido a esto, las instituciones de salud provinciales no realizan abortos. En contraposición, las instituciones que no dependen de la Provincia, aplican el fallo de la Corte Suprema de Justicia, amparados en el protocolo de atención para la interrupción del embarazo.

Los legisladores Eduardo Salas, del Partido Obrero, y Laura Vilches, del Partido de los Trabajadores, presentaron sendos proyectos para que se adhiera nuevamente al protocolo que rige a nivel país. Además, desde el bloque Frente de Izquierda exigen a los diputados y senadores por Córdoba para que le den tratamiento al proyecto por el aborto legal, seguro y gratuito en el Congreso Nacional.

Por Ramiro Quintanilla.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*